Internacionales

Empecé a notar que este hombre se aparecia en mi camino con demasiada frecuencia

Hay un hombre que vive cerca de mi casa y trabaja en un aserradero llamado “aserradero pompeya”, ubicado sobre la calle toay entre filiberto y fraga tambien en las cercanias de mi casa. Una vez, cuando yo tenìa 19 años, estaba sacando la basura en la puerta de mi casa, y notè que èste hombre, que venia caminando por la vereda de enfrente, me miraba fijamente. Le dije ¿que miras pelotudo? y respondiò hola, en tono normal, sin ningun gesto de ironia ni sarcasmo ni nada por el estilo, como si no hubiese escuchado lo que le dije. Eso me hizo pensar que yo habia sido una mal educada, que tal vez ese hombre no me habia estado mirando con intension de acosarme sexualmente, sino que habia sido yo quien habia interpretado la situacion de esa manera. Como es vecino, y conocido de vista, yo pensè que ahora lo tenìa que empezar a saludar, en cierta forma como muestra de respeto,en cierta forma me sentia como una maleducada y como una malpensada.Con el tiempo, me olvidè de ese incidente, y cada vez que veìa a èste hombre, mi cerebro lo registraba como un conocido del barrio, y lo saludaba, y el me saludaba a mi. En fin.
A los 26 años me mudè al lado de donde vivìa antes. Dejè la universidad y empecè a trabajar jornada completa por aca, por mi barrio, a una cuadra de mi casa.
Cada vez que èste hombre pasaba por enfrente de mi casa o por la puerta de mi casa, o si lo cruzaba donde fuera, lo saludaba, y èl me saludaba a mi. Pero, con el tiempo empecè a notar que èste hombre se aparecia en mi camino con demasiada frecuencia: Por ejemplo, yo salìa a la puerta de mi casa a sacar la basura, y lo veìa pasar por enfrente de mi casa. Luego, salìa a cerrar las persianas y lo veìa pasar de nuevo. Empecè a pensar que tal vez èste hombre estaba acechandome, pero, al mismo tiempo me parecìa una idea un tanto paranoica.
No se si es que yo lo percibì de èsta manera, o que efectivamente fue asì, pero empezò a parecerme que los cruces empezaban a darse con mas frecuencia: Por ejemplo: Yo salìa del trabajo al mediodia y me iba al supermercado a comprar las cosas para preparar la comida. Y camino al supermercado me cruzaba con èl. Luego, lo veia pasar por enfrente de mi casa llendo hacia algun lado, luego, lo volvia a ver pasando por enfrente de mi casa, volviendo de donde habia ido. Luego, cuando yo salìa del trabajo, a las 8 de la noche, llendo camino a mi casa o al supermercado, lo volvia a cruzar. Empecè a tratar de registrar mentalmente cuantas veces por dia se cruzaba èste hombre por mi camino y caì en la cuenta de que eran 2 veces por dìa todos los dias por lo menos. Eso, sin contar ademas, las veces que èste hombre pasaba llendo y viniendo por enfrente de mi casa en ese mismo dia.
Muchas veces, ademas, se cruzò por la puerta de donde trabajo. No se en que momento, yo decidì dejar de saludarlo, ya que su actitud me ponia incomoda, ya fuera si efectivamente me estaba asechando, o si todo esto era una idea paranoica mia, yo iba a dejar de saludarlo y eso es lo que hice. Empecè a notar que èste hombre camina con la cabeza torcida. Por ejemplo: Si pasa por la vereda de enfrente de mi casa, camina con la cabeza girada hacia el costado, mirando hacia mi casa y no hacia donde està caminando. Una vez, yo estaba en la puerta de mi casa y lo vi pasar por la vereda de enfrente, mirandome fijamente. Yo lo mire una vez, luego, lo volvi a mirar, con cara de pocos amigos, luego lo volvi a mirar con cara de pocos amigos, y esperando que èl se intimidara con mis miradas. Pero, lejos de intimidarse y mirar hacia otro lado, me hizo una mirada lasciva.
Muchas veces me pasò lo siguiente: yo iba caminando por la calle, y veia que este hombre estaba unos metros adelante mio. Entonces, yo empezaba a caminar despacio, como para no cruzarmelo. Pero de repente lo veia girar su cabeza hacia atras (tiene una gran habilidad para caminar hacia el frente con la cabeza girada hacia los costados), y caminar mas lento, hasta que tal vez llegaba al final de la cuadra, y se quedaba ahi parado un rato, e inevitablemente yo tenia que pasar por al lado de el. Muchas veces lo vi aparecer de la nada y cruzarse por al lado mio.A pesar de que yo trataba de evitar cruzarme con este hombre, no podia,se aparecia de la nada, realmente era como si supiera hacia donde iba a ir yo, y en que momento del dia. Empecè a tener miedo de que èste hombre fuera a agredirme sexualmente,pero, a la vez, no podìa dejar de pensar que estaba siendo paranoica.
Una vez, me acuerdo que yo estaba saliendo de mi casa, un domingo a las 6 de la tarde, era invierno, ya estaba oscureciendo,no habia nadie en la calle y yo iba a un recital en castelar. Yo estaba llendo hacia la parada del colectivo y lo veo a èse hombre caminando por la misma vereda por donde yo iba. Me diò mucho miedo y angustia, renunciè a mi proyecto de ir al recital, y volvì a mi casa.
Realmente me sentì asechada, y con miedo a que tal vez se apareciera en mi camino a la noche y tratara de violarme cuando yo volviera del recital.
Me sentì tambièn prisionera en mi propio barrio.
Llorando, ya en mi casa llamè por telèfono a mi tìo y le hablè del asunto. estuvimos hablando mucho tiempo, pero, el punto es que me aconsejò que comentara èsto con la gente del barrio, con otros vecinos, que haga el comentario tipo “¿este tipo que onda?, va, viene, va , viene, mira” y que lo hablara con la mayor cantidad de gente posible, sin decirles “siento que me esta acechando”, pero marcarles como algo para observar, la conducta extraña de ese hombre, por lo menos hacer la pregunta “¿donde va ese tipo? va, viene mira, ¿que onda?”. Esto no lo hice, hasta que encontrè un momento que me pareciò oportuno (lo voy a contar mas adelante).
Otro consejo que me dio mi tio fue que tratara de investigarlo a este hombre. No hice eso exactamente, pero empecè a observar mas detenidamente su conducta. Empecè a notar que es un hombre que no tiene mucho que hacer fuera del trabajo. Los domingos, por ejemplo, se pasa el dia en la calle, va caminando varias cuadras en linea recta hasta algun punto de la calle (por lo general en la calle filiberto) y se queda parado ahi un rato, solo, sin hacer nada. Anda mucho por la calle, pero no para en los negocios a hacer alguna compra, conversa con algunas personas que estan en la calle, por ejemplo, con el vendedor de diarios, o con el carpintero de enfrente de mi casa, que todos los domingos sale a la vereda a tomar mate. Las pocas veces que lo escuchè hablar, se me hizo evidente que su falta de educacion es tal que hasta su forma de hablar, de pronunciar, de modular se vio afectada, tal vez hasta sea un analfabeto, y a mi me da la impresion de que tiene algun tipo de discapacidad causada por falta de socializacion, como si fuera un humano que se crio solo en una isla desierta entre animales y sin interaccion con otros humanos, bueno, es un ejemplo un poco extremo, pero creo que da cuenta para explicar en que sentido me parece que es un discapacitado.
A todo èsto, yo empece a tener algunas ideas sobre como evitar que se siga dando èsta situaciòn.
Me di cuenta de que mi mundo (en ese momento) era un poco cerrado, no iba mas alla del radio de 8 cuadras que es el barrio donde vivo, y que mis horarios eran muy predecibles.
trabajaba de 8:30 a 12:30 y de 4:30 a 8:30 a una cuadra de mi casa. Y mis rutas eran: de mi casa al trabajo, del trabajo a mi casa, o de mi casa al super, del super a mi casa, o del trabajo al super, y del super a mi casa, no mas que eso. Entonces, no era muy complicado seguirme. Y, ademas, con èsto, creo que me podia llegar a convertir en objeto de algun tipo de fantasia sexual o romantica de alguien que tiene esas mismas caracterìsticas, como èste tipo: un tipo que no va mas alla del radio de 8 cuadras que es el barrio donde vive, que nunca se sube a un colectivo, y mucho menos a un tren, que el barrio donde vive, la calle en la que vive, y el lugar donde trabaja tienen el mismo nombre: “Pompeya”, vive en el barrio pompeya, sobre la calle pompeya, y trabaja en el aserraedero pompeya. eso da cuenta de lo pequeño que es su mundo.
Pero mas adelante empecè a trabajar solamente media jornada, y empecè a hacer cursos en el Centro Cultural Rojas en Capital Federal. Con èsto, mis horarios se volvieron mas imprevicibles, y creo que èsto dificultò que èste tipo me siguiera y se cruzara en mi camino. Muchas veces, los cursos que hacia eran hasta las 8 o 9 de la noche, y llegaba a mi casa a las 10 de la noche aproximadamente. Al principio, tuve miedo de cruzarme con èste tipo a esa hora, pero despues me di cuenta de que èste tipo no sale a la calle despues de la 9:30 o 10 de la noche. Asique dejè de tener miedo. De todos modos, durante los dias en los que no iba al Centro Cultural Rojas, no podia evitar que èste tipo se cruzara en mi camino, pero, con mis viajes a Capital Federal, y la falta de previsibilidad de mis horarios estos cruces se volvieron menos frecuentes.
Con respecto al consejo de mi tio de hablar de esto con la gente del barrio, ni siquiera yo misma estaba segura de que este tipo efectivamente me estuviera asechando, pero pensè lo siguiente: Si èste tipo es un acosador, una arma que èl tiene para que yo no hable de èsto, es la sutileza, que con ciertas conductas repetitivas, como pasar varias veces por hora por la vereda de enfrente de mi casa o mirarme de determinada manera cuando se cruza conmigo, en cierta medida empiezan a formar el caldo de cultivo para una especie de lenguaje “cerrado” que solo lo entiende êl y yo. Y que imposibilita, que yo pueda hablar de èsto sin pasar por loca o paranoica. Ante èsto, lo que yo decidì hacer como estrategia fue empezar a ignorar estos pequeños gestos que constituian ese lenguaje cerrado de acoso, para generar que èste tipo tuviera que ser cada vez menos sutil hasta el punto de hacer algo concreto (sin agredirme) que me posibilite a mi contarselo a otras personas. Durante un tiempo estuve con esa actitud: Si lo veia pasar por la misma vereda por donde yo iba, trataba de que el miedo no se refleje en mi lenguaje corporal, no me cruzaba a la otra vereda, trataba de que mi cara no se modifique al verlo, no quedarme mirandolo con extrañeza ni con cara de culo.
Y seguì con esta actitud durante un tiempo. Un dia, èste hombre se cruzò en mi camino, se me acercò y me dijo “preciosa mi amor”. Inmediatamente yo le contè èsto a mi mamà, pero ella me respondiò que los hombres en este barrio les dicen cosas a las mujeres todo el tiempo, que no es nada del otro mundo.
Al dìa siguiente, yo iba por la vereda de enfrente de mi casa, y èste hombre estaba a unos metros, hablando con el carpintero de enfrente de mi casa. El hombre hizo un gesto, como un cabezaso, señalandome, y, el carpintero, que estaba de espaldas a mi, se dio vuelta y mirò hacia donde yo estaba. eso me hizo pensar que tal vez este tipo le estaba contando el incidente al carpintero, y que se lo estaba contando como algo sobre lo cual hacer alarde. Inmediatamente, èste hombre se fue, quedando el carpintero solo. Yo me acerquè al carpintero, y le preguntè si acaso ese hombre era un poco tonto, o retrasado, y le comentè el incidente. El se riò y dijo que no sabìa, pero despues dijo que “era un poco asi”. Luego, en la semana, fui a la remisera que està a media cuadra de mi casa y le comentè èsto mismo a la coordinadora, ella respondiò que tal vez ese tipo toma, y es medio loco, pero que no es peligroso, pero que igual tenga cuidado.
Mas adelante, pasò otra cosa que me posibilitò a mi hablar del tema con mas seriedad: resulta que yo habia podado una enredadera en el patio de adelante de mi casa, y ahora tenìa que llevar las ramas a la vereda de enfrente que era donde poniamos todas las cosas para que se las llevara la delegacion municipal. El porton de mi casa estaba abierto, y yo iba llevando los pilones de ramas. Estando yo en la puerta de mi casa, cargando las ramas, èste hombre pasò por al lado mio mirandome fijamente. Yo no me detuve, y segui mi camino para dejar las ramas en la vereda de enfrente. Mientras dejaba las ramas, pude ver que èste hombre estaba en la esquina, emprendiendo su camino de regreso. Al terminar de dejar las ramas, yo crucè la calle, y a medida que yo iba cruzando la calle, veìa que èste hombre se acercaba hacia la puerta de mi casa, que era el lugar hacia donde yo iba, y era evidente que a menos que yo me quedara parada en el medio de la calle, èste tipo iba a pasarme por al lado otra vez, dicho y hecho, llegamos a la puerta de mi casa al mismo tiempo y el tipo pasò por al lado mio mirandome fijamente otra vez. Yo, seguì agarrando algunas ramas, y cuando estaba llegando a la puerta con las ramas a cuestas, èste tipo volviò a pasar por al lado mio mirandome fijamente. Yo, de nuevo no me detuve, pero èsta vez cerrè el portòn con candado. Mientras iba llevando las ramas, me dava vuelta de tanto en tanto para ver què era lo que hacìa este hombre ¿acaso se quedaba parado en la esquina y esperaba a que yo termine de dejar las ramas y vuelva para pasarme por al lado otra vez? efectivamente, eso era lo que hacia, pude ver que estaba en la esquina, solo, mirandome mientras yo dejaba las ramas. Y en el momento en que terminè de dejar las ramas, èl emprendiò su regreso dispuesto a pasar nuevamente por la puerta de mi casa. Yo, decidì ir hacia otro lado, a pesar de que mis planes eran volver a mi casa para seguir sacando las ramas, pero dada la situaciòn que se estaba produciendo, decidì esquivar a este hombre e irme a otro lado. Y eso hice: en vez de cruzar la calle hacia mi casa, seguì caminando por la vereda de enfrente una cuadra, despues doblè, sin saber a dònde ir ni què hacer, caminè una cuadra mas, crucè la calle, y emprendì el camino de regreso a mi casa. De regreso a mi casa, volvì a pasar por la remisera y comentè lo que habìa pasado. Pero la persona a quien se lo comentè no le dio mucha importancia a lo que dije. cada vez que yo hago algun comenterio sobre algo que sucede con respecto a èste hombre, siempre recibo la misma respuesta, “es conocido” “es de aca del barrio” “no pasa nada”.
Muchas veces pensè en hacer un video que muestre lo que sucede. Pero ¿que voy a filmar? ¿que se va a ver en el video? a un hombre caminando por la calle, nada mas. Muchas veces pensè en ir a la policia. Pero en principio se van a burlar de mi, y en segundo lugar, me van a decir que si no tengo pruebas no puedo hacer ninguna denuncia, y aunque tuviera pruebas ¿eso està tipificado como delito? ¿acaso puedo sacar alguna orden judicial para que el tipo no se me acerque a mas de una X cantidad de metros? ¿acaso el tipo va a ir a la carcel por hacer lo que hace?: Yo pensaba que tal vez hablando de esto con la gente del barrio, se podia armara como cierta cadena que pasara la voz de lo que esta pasando y que toda la gente lo sepa, pero ¿de que sirve que lo sepan si a nadie le importa? nadie va a ir a decirle “mira sabemos lo que estas haciendo deja de joder”, ni nada por el estilo, es mas, creo que la gente de su entorno lo incentiva a seguir haciendo lo que hace, por ejemplo, una vez, en mi trabajo, vino un hombre que trabajaba con este mismo “señor”, y con una sonrisa pìcara me preguntò “¿novio? ¿no?” yo me hice la tonta e hice de cuenta que no habia oido la pregunta.
Hace algun tiempo, esta situaciòn se atenuò un poco, ya no necesariamente me cruzo con el todos los dias, y, a pesar de que sigue pasando por enfrente de mi casa, no siempre mira hacia mi casa. No obstante cada vez que se cruza conmigo en la calle, siempre da unos pasos al costado acercandose hacia mi y mirandome fijamente. O a veces, estoy haciendo compras, o saliendo del trabajo y lo veo parado en la calle, en algun rincon poco observado de la vereda mirandome fijamente.
Hoy, particularmente pasò algo que me hizo preocupar bastante y que me generò miedo otra vez. Y es el hecho de que èste hombre hizo algo que no habia hecho antes: salir del barrio Pompeya : yo hoy me levantè temprano para ir a parque rivadavia. Tomè el colectivo hasta la estacion de trenes de Paso del Rey. Como el tren no venìa yo me fui hasta una panaderìa que està sobre Ruta 7 a comprar dos medialunas. Al salir de la panaderia (las medialunas del abuelo), estaba cruzando la calle para volver a la estacion de trenes, y fue ahì donde encontrè a este señor, de nuevo, mirandome fijamente, girando la cabeza hacia un costado para mirarme. Yo hice de cuenta que no lo habia visto, pero lo vi, y me està generando angustia otra vez, porque estoy viendo que el campo de acoso se està extendiendo.
A mi antes m tranquilizaba el hecho de pensar que este hombre es como una especie de troglodita que no sale del barrio y que no sale despues de determinadas horas de la noche, con lo cual, yo podia ir a capital federal para cursar materias en la facultad o ir a mis clases de teatro sin miedo a que èste tipo se aparezca en el tren, o a la noche en la puerta de mi casa, pero si ahora el tipo mostrò que es capaz de salir del barrio, ¿què me hace pensar que no es capaz de salir a la noche? y eso ya es un problema, porque yo ahora estoy estudiando en la facultad otra vez, y a veces vuelvo como a las 10 u 11 de la noche, y a esa hora no hay nadie en la calle. Y èsto me està generando mucho miedo, de hecho despues de haberlo visto, estuve con un poco de miedo todo el dia. Por lo menos pude llegar a la certaza de que esto no es una idea paranoica mia, pero ahora, la pregunta es ¿còmo hacer para que este tipo deje de molestarme? y ¿como hacer para que reciba algun tipo de “castigo” si se quiere decir de esa manera por lo que viene haciendo? Muchas veces pensè en irme a vivir a otro lado.
Muchas veces vi a este hombre torciendo su cabeza hacia el costado y mirando fijamente a otras mujeres sin que ellas lo noten. Y se detiene a mirar fijamente a una mujer como si nunca en la vida hubiese visto a una mujer.
Tengo una filmacion de su cara en algun lado, la tengo que buscar con tiempo, y podria sacarle una foto, quisiera tener una imagen suya en este momento para poder adjuntarla a este escrito, pero no la tengo, y mi urgencia por contar èsto era muy grande. de todos modos, se me ocurren ideas, como por ejemplo, hacer algun tipo de escrache en facebook. Creo que hacer una pagina de facebook donde hable sobre esto y se publiquen fotos suyas no constituye una actitud de acoso por parte mia hacia èl, sobre todo, si se trata de un tema de interès general, como es el acoso hacia las mujeres, y si me sirve a mi como medio para poder hablar publicamente sobre lo que esta sucediendo. Aunque tendria que tener mucho cuidado al tratar el tema porque eso podria jugarme en contra a mi haciendome quedar como una loca publicamente.
En fin, èsta es mi historia, es bastnte larga porque se constituye de pequeños gestos que se hacen dia a dia.
Y con respecto a èste tipo, la informaciòn sobre èl es la siguiente: Trabaja en el “aserradero Pompeya” sobre la calle Toay esquina Fraga partido de Merlo Es alto, canoso, tez trigueña, una mirada extraña, cabello ondulado, una calva incipiente en la parte de atras de la cbeza, delgado.
Vive sobre la calle Pompeya (segun me dijeron) en el barrio Pompeya partido de Merlo.

Contá Conmigo
1+

no comments
Internacionales

Muestras de solidaridad ante la homofobia

Estaba comprando en una tienda en Plaza Constituyentes (entre VIPs y Aurrerá), una pareja de mujeres estaba teniendo muestras de afecto y de repente llegaron dos patrullas y una motocicleta de la policía municipal, se les acercaron y las comenzaron a rodear, entonces salimos de inmediato de la tienda a preguntar porque las rodeaban y ellos al ver nuestra respuesta se replegaron y justificaron su exagerada muestra de intolerancia diciendo que habían llamado para reportar una riña. Estuvimos acompañando a las jóvenes hasta que los policías se retiraron. La pregunta queda en el aire ¿Quienes llamaron y por qué? ¿De no haber participado y dar apoyo qué les habrían hecho a estas chicas?.

Contá Conmigo
2+

no comments
Internacionales

Me gritaba cosas morbosas

Una vez me iba siguiendo un tipo por la calle. Se me quedaba viendo bastante feo, me chiflaba y me gritaba cosas morbosas. Sí me dio un poquito de miedo pero como no le hice caso, ni lo volteaba a ver, al poco rato se decidió ir y tomó otro camino

Contá Conmigo
3+

no comments
Internacionales

La siguió

Cuando mi hermana iba caminando, le pasó un señor y le dijo que se subiera a su automóvil. Mi hermana se fue y el señor la siguió.

Contá Conmigo
2+

no comments
Internacionales

Nos siguieron

Una vez que iba con mis amigas unos señores nos comenzaron a seguir y nos gritaban cosas.

Contá Conmigo
5+

no comments
Internacionales

Le chiflaron

Una vez yo iba en el camión hacia mi casa cuando vi que un señor de la leche le chiflo a una muchacha que iba caminando.

Contá Conmigo
3+

no comments
Internacionales

Hacer visible el acoso

Cada vez más mujeres en el mundo están usando los dispositivos móviles para dcoumentar y hacer visible el acoso que viven en los espacios públicos.

Una muestra en esta liga:

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=PaReVXWGnrw

Contá Conmigo
4+

one comment
Internacionales

Homofobia

Hace poco un amigo fue a una fiesta en el depa de una conocida.
Unos chavos le hicieron bronca por que era homosexual, dice que por que su amigo lo defendió también lo lastimaron. Qué tiene de malo tener una orietación sexual diferente? La homosexualidad simplemente es una expresión sexual, no te define en su totalidad.

Seamos más aceptantes y respetuosos por que finalmente cuándo lastimamos a alguien más nos estamos lastimando a nosotros mismos.

Linda
Querétaro

Contá Conmigo
3+

no comments

View Archives

Powered by WordPress