El recuerdo queda

Hace unos días iba en el taxi, a lado de mi se sentó un muchacho. Comencé a sentir un manoseo en mis piernas, al principio creí que era mi bolso o la mochila de él, pero luego me di cuenta que no era así. Trate de darle señas para que me dejara en paz y no fue así. Me quedé callada mientras el seguía manoseandome hasta que llego a su destino. Hasta el día de hoy me he sentido impotente, trato de pensar que no fue mi culpa pero aún así el recuerdo queda.